jueves, 22 de octubre de 2009

Gris oscuro y la niña de Picasso


Comenzó anteayer. Anteayer cuando Susana tomó gris oscuro para dar la última pincelada al cuadro. En circunstancias normales, no hubiera ocurrido nada. Pero, ¿qué circunstancias son normales? Noches sin dormir, el tiempo que se acaba. El deber de darle cuerda a un reloj que no existe. Las últimas palabras de Yesabel sobre el tocador 32:

“My pen is bleeding every bloody drop of gin I ever drunk in your honour…”

El sonido de sus tacones grabado en el tablado del escenario y mi mirada que se perdía en el infinito cada vez que derramaba la botella de ginebra sobre una carta de amor.

“…now suffer the course of trying to transform into words all the silence my pen lets go.”

Susana terminó el cuadro azul que me dejaría como recuerdo y lo hizo con un brochazo de gris oscuro.

Yesabel, actriz de cabaret, dio su último espectáculo ayer noche para después desaparecer. Era la función de todos los días, todas las noches. Era la función de los seres perdidos en la noche, como yo. Y el rojo se esfumó con ella de mi vida, trayendo el gris oscuro del último tono de color de Susana.

Era un cuadro conocido, la niña con el vestido azul y la paloma a la que Picasso hizo dejar su pelota para mirarle, tímida. Pero la niña ya no miraba tímida, sonreía, y dejaba volar la paloma blanca hacia el cielo.

“Es precioso”, dije

“Deja que se seque, mañana te lo puedes llevar.” Se giró hacia mí “Sabes que puedes venir cuando quieras, ¿verdad?”

“Sí” Pero no conseguía apartar mis ojos de la paloma y el vestido de la niña. En el aire. Todo era nuevo, cada movimiento. Cada sonrisa de la niña era nueva para el mundo. Recordaba cuando era pequeña y deseaba ser la chica del vestido azul. Sentir el palpitar de la paloma en mis manos. Deseaba echar a volar con ella. Sin embargo, por alguna razón, la niña del vestido azul no echaba a volar.

3 comentarios:

Zuriñe dijo...

No sé por qué para mí es Susanne.
Me gusta (aunque gris)

Anónimo dijo...

Un simple consejo.
Menos forma y más contenido. Haría la lectura más ligera. ;)

Ainara dijo...

Acepto el conesejo, pero me es imposible ponerlo en práctica. La traducción de este texto a puro contenido sería un: tengo un bajón de impresión desde anteayer porque el lado pasional de mi vida desaparece poco a poco(Yesabel)y no me siento realizada respecto a mis sueños anterioras (el cuadro de picasso). La forma me da la oportunidad de entrecruzarlo con una historia y de pasármelo bien un rato entre símiles y metáforas, el rojo del telón raído, los tacones de Yesabel, son mucho mejor que un simple me encuentro mal, ¿no?. Gracias de todas formas, really. Espero que te haya servido de traducción.