lunes, 25 de mayo de 2009

DESDE MI CAMA

"Quiero escucharlo otra vez" Y entonces apoyaba su cabeza sobre mi tripa, su oído justo encima de mi ombligo,desnudo, siempre desnudos. Yo respiraba y él entonces suspiraba, pero de placer. "¿Sabes que desde tu ombligo se puede escuchar el mar?" A continuación me contaba como cada espiración mía coincidía con una ola que rompía en la orilla y yo le decía que de las olas surgía la brisa que se escapaba lentamente por su nariz.

Hoy todavía consigo llegar al mar desde mi cama, desnuda, siempre desnuda

2 comentarios:

White Pigeon dijo...

Propongo una votación (lo siento si alguien se había hecho ilusiones de un comentario de verdad)

Para los 2 que leen el blog + los otros 2,3 , seamos optimistas ¿4? visitantes misteriosos:

¿es digna esta paranoya hipnagógica o pómpica (nunca sé) de ocupar espacio en el blog?

Hay que ver lo que hace estar "de examenes"
Si no van a votar a Europa voten esto; una servidora lo agredecerá y el mundo de la política alternativa también

Saludos

Ainara dijo...

ni se te ocurra quitarlo!! a mi me gusta muchísimo. Muy poético.