martes, 7 de julio de 2009

BALDOSAS ROTAS

Piso baldosas rotas,
vuelo sobre tejados sin techo,
transito noches sin oscuridad.

Camino entre sueños despedazados en mil cristales azules,
rememoro recuerdos sin título,
paso por un presente sin verbo.

Avanzo sin rumbo y busco sin objetivo,
miro sin alma,
oigo sin voz.

Persigo mis pasos atrasados,
escucho el eco de una voz perdida,
arrastro el tiempo para arrancarle sus segundos eternos.

Subo y bajo escaleras
que son rampas,
que son toboganes,
que son tubos entrelazados en curvas imposibles.

Y al final del camino
Nada
Vacío de día y de noche
y de recuerdo y de presente
y de alma y de voz y de tiempo

Vacío de precipicio precipitado
Vacío de mí que se precipita al vacío
Y continúo
Piso baldosas rotas…

2 comentarios:

Ainara dijo...

Me gusta mucho, me parece ya un poema con alma, de eso que le faltaba un poco a los que habíamos intentado antes. Me ha gustado, si

Zuriñe dijo...

Creo que tanto Tetro me afectó...