miércoles, 21 de julio de 2010

Intento de poema nº2 desde Svalbard

Cuando suene el blues en las alcantarillas,

cuando el ritmo de las aceras vibre,

allí nos encontrarás, lamiendo dichas notas;

allí estaremos, codiciando la deriva.


Cuando el frío cristalice las plantas,

cuando los mosquitos se rebelen,

allí nos encontrarás, apoyándoles;

allí estaremos, entre las multitudes.


Cuando las cárceles rebosen de poemas,

cuando las estatuas te sonrían,

entonces sabrás que todavía seguimos allí,

aspirando a las luces nocturnas.


Y cuando la niebla te oculte tus huellas,

cuando el pelo caiga por tu frente resbaladiza,

entonces la noche te traerá nuestro apoyo

a través de las avenidas solitarias.


Y entonces, cuando tu nuca se estremezca,

cuando tus manos hagan de las suyas,

verás nuestra sonrisa en los callejones

y sabrás que volvió el momento de coger la pluma.

4 comentarios:

Sergio Rejado Albaina dijo...

Por favor, dadme vuestra opinión. No sé qué pensar de estas dos cosas. LLevo mucho tiempo de crisis creativa, y esto es lo primero que he escrito en meses...

Necesito opiniones.

Zuriñe dijo...

Sergioooooooooooooooo ohhhhhhhhhhhhhhh ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh oohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

¿necesitas algo más?

( ;

Ainara B. Arribas dijo...

Me gusta más éste segundo, quizá porque la primera estrofa me ha recordado a la canción de Aute al alba-"...los hijos que no tuvimos se esconden en las cloacas, comen las últimas flores, parece que adivinaran que el día que se avecina viene con hambre atrasada..."etc-

Anyway, las dos poesías me gustan mucho. Muy tristes quizá, pero muy fuertes también, y si es fuerte, todo sienta bien.

Si quieres una crítica más aguda análisis y tal, dime. ¡Tengo todo el tiempo del mundo!

Sergio Rejado Albaina dijo...

En ese caso, la agradecería, aunque ya sé que no tienen estructura. Si hay rima, es pura casualidad. Y no hay métrica válida... ¡pero agradeceré toda crítica! Parece que mi musa vuelve poco a poco, así que volveré a colgar cosas pronto (espero).

¡Muchas gracias, chicas! ¡Qué ganas de llegar y seguir con nuestra revolución!