jueves, 20 de mayo de 2010

Hacia el faro y hacia el pueblo, hacia el pueblo y hacia el faro

Siguieron la línea irregular de espuma que separaba el mar de la tierra. Iba desde el faro hasta el pueblo en un trayecto infinito y distinto en cada golpe de la marea. La línea guiaba sus pies desnudos sobre el arena al tiempo que los engullía y liberaba a cada paso. Uno desde el faro y otro desde el pueblo, ambos iban ataviados de la más elegante de sus desnudeces.

Aquella línea sería el comienzo para ambos, sería el comienzo al tiempo que suponía el fin de la orgía de olas que un día los había enredado y que ahora los ahogaba en direcciones opuestas. Necesitaban liberarse, dejarse fusionar con el mar y formar parte del universo infinito que les ofrecía la dulce danza de las mareas. Era necesario que siguieran aquella serpiente de agua que en la costa los dirigía en su desorientación por un camino distinto cada vez, pero eternamente inagotable. Un sendero tortuoso que al compás de las olas iba hacia el faro y hacia el pueblo, hacia el pueblo y hacia el faro.

Desnudos caminaron hasta llegar al conjunto de rocas que conformaba el punto medio de la playa. Se aproximaron a la roca más plana de todas, la que tenía forma de ostra y se sentaron sobre ella, con las rodillas sobre el pecho y los pies acariciando las olas. Sus pieles casi podían rozarse y sin embargo, no se percataron de la presencia desnuda del otro. Una presencia tan natural como la brisa del mar que los acariciaba e hipnotizaba en cada golpe contra las rocas. La distancia entre ellos era mínima, tanto que podían escuchar la respiración del otro perfectamente coordinada con el sonido del romper de las olas. Pero no cruzaron palabra, sus sentimientos, sus gestos, sus movimientos se fundieron con el mar y también ellos con él.

El sol caía en un punto donde sus miradas pudieron haberse encontrado. Abandonaron la roca con forma de ostra y siguieron caminando, hacia el faro y hacia el pueblo, hacia el pueblo y hacia el faro.

3 comentarios:

Rafa =) dijo...

ayer en los simpson dijeron que el faro es la mayor expresión de la tecnocracia falocentrista :)

Zuriñe dijo...

pues en ese caso... creo que tengo un problemilla que resolver... jajajaja

Zuriñe dijo...

este texto es una puta mierda